El artista

El artista

  Paso la mano por el lienzo y dejo que sus rugosidades, frías en contraste con mi piel, me inspiren. Cojo los tubos de pintura y dejo un pegote de algunos colores en mi paleta. Mezclo con el pincel mientras las ideas se desbordan por mi mente, mientras surgen...
Sobre instrumentos desafinados

Sobre instrumentos desafinados

Esta es la historia de Pepe y Jaime, quienes precedieron a Gigi pidiendo dinero en la puerta de La Paz (Pamplona): El secreto, el meollo del asunto no es otro que nuestro originario gregarismo. Tendemos por naturaleza a unirnos a otros, a establecer relaciones. Siempre que sea posible, de amistad.

La oficina

La oficina

Perdió la ilusión y acudió a denunciarlo a la Policía. Al explicar en comisaría el motivo de su denuncia, los agentes se echaron a reír. Debía tratarse de una broma, o de una cámara oculta, o que el denunciante se había levantado con ganas de guasa.

Mi lluvia

Mi lluvia

¿Alguna vez has pensado qué es realmente la lluvia? Huele a humedad. Humedad mojada, gris, que empapa el ambiente, que transmite calma y tristeza. Es agria la combinación de sentimientos, la variedad de sensaciones que suscita la naturaleza. Llueve y lloran, yo me alegro; truena y gritan, yo sonrío.

El eterno retorno a la calle

El eterno retorno a la calle

A lo largo de los 15 años que lleva en España desde que llegó de su Rumanía natal, Gigi se ha visto obligado una y otra vez a pedir en la calle para sobrevivir. Su familia subsiste desde hace años con el sueldo de su mujer y con lo poco que él logra mendigar a la salida de las parroquias.