Diccionario Refinado_v5

 

Hay un abismo lingüístico que divide a las generaciones por más que los padres se empeñen en ser modernos o que la gente conteste al significado de anglicismos y acrónimos en Yahoo respuestas. Este artículo tiene una finalidad concreta: acercar a los pasados de rosca al moderneo. Este artículo, a su vez, haría vomitar a cualquiera de los que se sientan erguidos en las extrañas sillas de la RAE, pero no digamos vomitar, digamos potar:

 

Chetao / ir chetao: Pese a las connotaciones opiáceas y drogodependientes que aparenta la expresión, es tan inocente como inocua. Chetarse es estar especialmente preparado para ganar en un videojuego. En uno de guerra, por ejemplo, tener las mejores armas. La expresión está evolucionando hacia un significado más polivalente que incluye significados como ‘venirse arriba’.

 

Choni / Cani:

ylenia-pegate-video

 

Creepy: Tenebroso, repelente, tétrico. Algo creepy ‘tira patrás’ de primeras. Creepy, por ejemplo, es un tanatorio. Creepy es, en definitiva, lo que te dé la gana. Para añadir un puntillo de exageración se puede utilizar la palabra ‘creepycísimo’. “La habitación de la abuela es creepycísima“.

 

Fail / Epic / Epicfail / Epicwin: Un fail es algo que sale mal. Un epic es algo que sale bien. Un epicfail es algo que sale extremadamente mal. Epicwin es algo que sale extremadamente bien. Por ejemplo, esto es un fail. Y la vida de Julio Iglesias sería un Epicwin si la valoramos desde la perspectiva moderna del éxito, asociada a ligar en discotecas con Dembow de fondo.

 

Farra: Lo que se hacía en los guateques cuando tú salías. Fiesta. Pero no una fiesta sin más sino una fiesta con finalidades concretas. Los adjetivos son los que marcan la finalidad de la acción que definimos. ‘Farra guarra’ sería salir de fiesta para encontrar mozas. ‘Farra loca’ sería salir de fiesta para pegarse un patinazo histórico, si puede ser mezclando.

 

Flipas: La forma de acabar una frase remarcando el sentido de sorpresa que produce en el emisor o dejando entrever que se refiere a un suceso insólito. ‘Ayer me pegué una tarde que flipas.’ Esta frase podría significar que a) No has hecho nada b) No has parado de hacer cosas. Dejemos claro que lo central del término ‘flipas’ es remarcar que lo que dices es relevante, aunque no lo sea.

 

Flow: El flow es prácticamente imposible de definir. El flow es, a la vez, un estado de ánimo, una forma de ser y un adjetivo difícil de pronunciar. Alguien que tiene flow es alguien que parte la pana, es un ‘popu‘ de los de antes. Los tíos y las tías con flow suelen estar a la última en lo que se refiere a comprar ropa en franquicias de Inditex, tienen un rollito interior que les lleva a adoptar poses dominantes en los bancos de los parques y rezuman seguridad en sí mismos. En un giro inesperado de los acontecimientos, la palabra flow derivó hacia el término ‘swag’, que cada vez está menos de moda por asociarse a una ropa que ya no se lleva tanto y a los niños-rata.

 

 

Poco Flow

Aquí hay poco flow, por ejemplo

 

 

Hamor: sexo.

 

Holi: Es como saludar de forma normal pero haciéndose pasar por choni. Habitualmente, gracias a Dios, es una simulación, pero en muchos casos el chonismo es totalmente real. Hay que llevar cuidado con la gente que dice ‘Holi’ en la vida real. Escribirlo puede ser hasta gracioso, pero el mundo se convertirá en un lugar peor si esta expresión se implanta de forma natural.

 

Hype: Subidón, expectación desmesurada o gozo profundo tras la experiencia. El hype es un sentimiento que se implanta en lo más profundo. Cuando existe el hype previo a la experiencia puede decirse que hay un anhelo profundo de vivir algo, de tener algo o de hacer algo. Cuando existe el hype posterior a la experiencia hay una obsesión irracional, una emoción excesiva, un despilfarro de sensaciones. ‘Van a sacar la Play 5 y tengo un hype que te cagas’, es decir, ‘Van a sacar un nuevo dispositivo tecnológico destinado a la recreación personal en el mundo del videojuego y tengo muchísimas ganas de probarlo.’ O bien: ‘Acabo de leer El Quijote y tengo un hype épico.’ En este caso el susodicho o la susodicha está muy emocionado por haber acabado de leer la obra de Cervantes, que le ha marcado profundamente.

 

Insta: Abreviatura de ‘Instagram’. Si no sabes lo que es Instagram, aparte de estar viviendo en una realidad decimonónica, sólo tienes que saber que es un sitio en el que las chicas suben fotos de ellas poniendo morritos o bien de comida y ellos suben fotos de sus músculos delante del espejo o de comida.

 

Jajas: Risas. Normalmente se refiere a una situación prolongada en el tiempo o a un breve estado de ánimo. ‘Estar de jajas’ es la expresión más habitual, puede complementarse con otras como ‘estar de tranquis’, también convertida en ‘Estar de tranqs’. Estar de jajas es estar bien, de forma placentera, o bien reírse desmesuradamente.

 

Keli: Casa. Choza. Domus en latín.

 

LOL: Acrónimo de ‘Laugh Out Loud’. Podría traducirse como ‘Reírse mucho’, ‘Muy risas’ o ‘Muchas risas’. Es el ‘xD’ de 2008. Dicho sea de paso, ‘xD’ no significa ‘por Dios’. Puede parecer que aC sea antes de Cristo, dC después de Cristo, Dm Dios Mediante y xD por Dios, pero no. xD es una emoticono, una carita riéndose muy fuerte. Esta aclaración la considero totalmente necesaria desde que mi madre me contó que llevaba años preguntándose por qué acababa todos mis mensajes diciendo ‘por Dios’. Incluso los de ‘Mamá, que sí, que ya he comprado el pan xD’. Para mí era un intento de distensión y para ella un signo de ahogo existencial.

 

Mazo: Mucho. Si se añade detrás la preposición ‘de’ la deriva de la expresión puede llegar a ser gloriosa. ‘Mazo de cosas’ – ‘Muchas cosas’. Puede incluirse énfasis sin problema, utilizando la palabra ‘macísimo’.

 

Pepino: Pepino puede utilizarse con más acepciones de las que caben en un María Moliner de 8000 páginas. Pepino es, a la vez, impresionante, grande, bonito, misil, rápido, caro, de alta calidad y magnánimo. Véase ‘Tocho’. Véase también esta cagada-genialidad de Beatriz Pérez Aranda:

 

 

 

Petar: Petar tiene, como pepino, un sinfín de acepciones que pasaremos a analizar dentro de las frases hechas en las que más frecuentemente se usa:
Te van a petar: Vas a suspender.
La está petando: Está teniendo mucho éxito. Con posibilidad de alcanzar cotas más altas del mismo.
Está petado: Está fuerte, va mucho al gimnasio.
Vaya petada te han metido: Ya has suspendido.

Petar tiene, además, una connotación altamente sexual que pasaremos a no definir por la explicitud de la situación. ‘Petar el caca’ sería el culmen de la expresión cuyo significado dejaremos también de lado por esta vez.

 

Pillar: La jerga relacionada con el apareamiento de la especie humana en grado adolescente es tan extensa y compleja que no me atrevo a cerrarla con definiciones exactas. Además, cada provincia tiene sus propias reglas. No es lo mismo pillar en Murcia que pillar en Bilbao, además de por lo evidente. Pillar es, de alguna forma, el término que lo aglutina todo. Pillar puede ser ligar, flirtear, tontear, cortejar, galantear y coquetear. Todo a la vez. La extensión del término ‘pillar’, cuyo sustantivo es el ‘pillaje’, acaba cuando la cosa relacional se pone seria. Entre novios hay un pillaje distinto, aunque también puede emplearse el término.

 

Pirarse: Irse. O irse de forma abrupta. Pirarse no es levantarse y ya está. Es irse de buen rollito o irse muy cabreado. Uno no se pira sin más.

 

Random: Aleatorio. Es la expresión que encierra, para mí, más razón y necesidad. La palabra aleatorio es difícil de utilizar y de hecho suena mal. Pero ‘random’ es tan blandita que me quiero morir. La palabra random tiene que extenderse sin límites, crecer como la espuma. Lo necesitamos.

 

Salseo: Término acuñado por elrubiusomg (al menos popularizado por él). En el argot del videojueguismo se refiere a un momento de epicidad extrema o de tensión. En Twitter suele usarse más la expresión ‘tensión competitiva’. Ambas se refieren a un cúmulo de realidades que piden a gritos un desenlace que no puede ser inocuo. Un salseo sólo puede acabar en epicwin o epicfail. No hay más posibilidades. En otras realidades sociales puede utilizarse para identificar cierto tipo de baile muy pasado de moda por otra parte.

 

Stalker: Dícese de la persona que fisgonea. Un stalker puede quedarse en quien se dedica a conocer profundamente los perfiles de la gente que le atrae aunque sea mínimamente o puede evolucionar hasta convertirse en un psychokiller.

 

Thug Life: Lo más acertado, en esta ocasión, es acudir a Yahoo Respuestas. En una aproximación anticipada, Thug Life es la etiqueta que se asocia a situaciones que antes habríamos definido como ‘epicwin’ o ‘epicfail’. Relatan la crónica de un suceso que ha salido extremadamente. Bien o mal, pero extremadamente. Un Thug Life positivo podría ser denominado también un ‘zasca’ o un ‘zas en toda la boca’. Un Thug Life negativo se referiría, más bien, a un destrozo garrafal, una cagada monumental o un error sin subsanación viable. Puede añadirse también la expresión ‘Deal with it’, que podríamos traducir como ‘a ver cómo te comes esto’ o ‘ahora vas y lo cascas’, siguiendo una corriente más castiza.

 

 

Thug Life

 

Tocho: Grande, difícilmente superable o impactante. Algo tocho es, por ejemplo, que te queden todas en primero de carrera. Que te queden todas menos una es menos tocho, siguiendo la cadena.

 

Topo: Casillas. Además: el antiguo empollón, también denominado ‘nerd’ en un ambiente más cultureta. El topo es el que no sigue la moda, sería la antítesis del que tiene flow. No puede existir un topo con flow. En ocasiones no se refiere a la profundidad del ser de la persona adjetivada, sino más bien a una situación concreta. Cometer una topez es posible sin ser un topo integral, por ejemplo.

 

Tri: Prefijo que agrava lo prefijado o lo magnifica. Tribueno es más que buenísimo. Tripetao sería mucho más que muy petado.

 

WTF: Acrónimo de ‘What The Fuck’. El ‘¿Pero qué coño?’ de toda la vida.

 

YOLO: Acrónimo de ‘You Only Live Once’. Surgió como una filosofía de vida que va a conseguir que desaparezcan las esperanzas de cobrar vuestras pensiones, la gente que vive YOLOmente pasa un poco de todo, es malota en general y tiene la sensación de vivir al límite constantemente. Belén Esteban podría ser un referente de YOLOismo acompañada de otras personalidades como Kiko Rivera o cualquiera de los participantes en el programa ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’

 

Deja tus palabras y definiciones en los comentarios, hagamos una exhibición del moderneo más profundo en este foro de debate, cuento con tu colaboración.

The following two tabs change content below.

Luisfer Martínez

Me gusta pensar. A veces lo hago bien y otras no tanto, pero me gusta pensar. En "pensar" incluyo especialmente pensar con gente, no solo, porque cuando uno piensa solo piensa mal.
Shares