Nos fascina esta serie. Particularmente nos sobra el embutido que nos regalan nuestros amigos de la HBO, quienes parecen querer justificar el precio del cable que pagan sus usuarios ofreciéndoles magras por doquier. Pero la serie nos ha ganado hasta tal punto que hemos tenido que hacer un especial. En verano y todo. Eso sí, hemos hecho parones para merendar.

Entre los muchos elementos que tiene la novela río creada por George R.R. Martin y adaptada con brutal éxito de crítica y público por parte de la HBO hay uno que suele pasar desapercibido, y es lo irregular de las estaciones. Poniente, el continente en que transcurre la mayoría de la acción y donde se encuentra la mayoría de los personajes – siendo Daenerys Targaryen la notable excepción – parece bastante realista y similar a un continente o región medieval, con dos excepciones: el colosal Muro de hielo y las estaciones que duran no meses sino años o incluso lustros. Y como descubriremos más adelante, ambos conceptos guardan una relación.

El tema de las estaciones llamó la atención a los lectores más fanáticos de las novelas de fantasía: es frecuente oír hablar de magos, elfos o bolas de fuego, pero modificar la duración de las estaciones parecía algo tabú. Por ello, a Martin, que desde finales de los 90 ha acudido a multitud de eventos y conferencias con sus seguidores, le han cuestionado sobre el tema con frecuencia. Y es curioso porque siempre ha sido vago en sus respuestas referentes a este asunto. Solo podemos sacar en claro dos detalles: se debe a un elemento mágico (pese a que varios científicos han intentado justificarlas) y es posible que conozcamos la causa exacta al final de la saga.

El invierno es algo poco querido por los habitantes de Poniente. El lema de la Casa Stark – radicalmente distinto en su estilo al de la inmensa mayoría de Casas, mayores o menores  – “El invierno se acerca” no debe ser interpretado solamente de manera literal. El invierno no es solo esa época de frío, poco sol, cosechas arruinadas y aislamiento; sino un símbolo de los peligros que nos acechan quizás no a corto plazo, pero sí antes de lo que pensamos.

Evidentemente, el invierno no afecta por igual a todo Poniente – que tiene una dimensión similar a la de Sudamérica – por igual. El Norte siente mucho más sus efectos que Dorne, situado en el otro extremo. De hecho, el Norte de Poniente tiene una latitud mucho más septentrional que la zona más norteña de Essos (el otro gran continente, bastante más grande que Poniente y donde está la Khaleesi). Y ello justifica que sea la única región conocida que presenta el elemento más trágico que presenta el invierno en Poniente: los Otros.

No se sabe si Los Otros, llamados Caminantes Blancos en la serie de TV, son los responsables de traer los largos inviernos o si es al revés y aparecen cuando estos se producen. Lo que está claro es que estas criaturas, parecidas según Martin a los sidhe celtas pero siendo su elemento el hielo, solo las encontramos ante un gran invierno. Y si hablamos de  Los Otros hablamos del Muro de hielo, creado para detenerlos hace miles de años y que parece haber olvidado su función.

¿Cuál es su propósito? ¿Son solo criaturas mágicas que buscan la extinción de toda raza humana? ¿O hay algo más? ¿Si se acaba con Los Otros las estaciones de Poniente volverían a la normalidad? Lo descubriremos a bien seguro en las novelas restantes: Vientos de Invierno (vaya título, ¿eh?) y Sueño de Primavera.

PORTFOLIO DE PERSONAJES

Echa un vistazo al Curriculum de los personajes de ‘Juego de Tronos’.

La historia de Poniente comienza con la edad del amanecer, en la cual estaba habitado por los niños del bosque alrededor del año 12.000 antes del desembarco de Aegon. En el universo de ‘Juego de Tronos’ los años se miden en relación a la llegada del primer Targaryen a Poniente siendo este el año cero (AL: “Aegon’s landing”). Los primeros hombres llegaron a Poniente y desataron una guerra contra los niños que duró siglos, hasta que formaron el pacto que decía que los primeros hombres se quedaron con las montañas, costas, pantanos y llanuras mientras que los bosques siempre serían para los niños.

En la Edad de los Héroes (-10.000) destaca la Larga Noche, la noche duró una generación, fue el invierno más largo y frio. Los caminantes blancos llegaron a Poniente hasta que fueran derrotados por un héroe llamado Azhor Ahai, en la batalla del amanecer. Una vez diezmados, Brandon el constructor,  fundador de la casa Stark, dirigió la creación de una estructura y le dio el nombre de “El Muro” para proteger al continente de los Caminantes Blancos.

6.000 años antes de la llegada de Aegon llegaron los Ándalos. Conquistaron todo Poniente a excepción del norte e introdujeron la fe de los Siete. Durante los 6.000 años se fueron formando las casas importantes en Poniente. Se produce la última migración de Essos a Poniente: Los Rhoynar, cruzaron el mar angosto hasta Dorne donde finalmente Nymeria, la reina de los Rhoynar se casó con Lord Mors Martell y se establece la casa Martell.

Aegon Targaryen, junto con sus hermanas Visenya y Rhaenys y los 3 dragones Balerion, Vhagar y Meraxes, desembarcó con su ejército en la bahía de Aguasnegras estableciendo ahí la capital: Desembarco del Rey (Año 0 AL). Los Targaryen se hacieron entonces con seis reinos del continente, algunos se rendían y otros luchaban, los Martell se unirían más adelante a los siete reinos a través de matrimonio con la casa Targaryen, por lo que técnicamente Dorne nunca fue conquistado. El reinado de la casa Targaryen en el Trono de Hierro duró casi 300 años, entre los cuales debemos destacar varios eventos importantes como la guerra civil denominada la Danza de Dragones,  las dos rebeliones Fuegoscuro  y la Guerra de los Reyes nuevepeniques, poco antes de la Rebelión de Robert.

Aerys Targaryen fue el último de su dinastía en sentarse en el Trono de Hierro, mejor conocido como el Rey Loco. Su reinado fue estable en un principio, pero mientras su enajenación iba en aumento fue Tywin Lannister, mano del rey, quien gobernaba en realidad. La rebelión de Robert comenzó cuando el hijo de Aerys, Rhaegar, secuestró a la prometida de Robert: Lyanna Stark (hermana de Ned). Ned, Robert y Jon Arryn se alzan en rebelión. Hoster Tully se une a la causa por el matrimonio de sus hijas Catelyn y Lysa con Ned y Jon. En el tridente se desarrolla la mayor parte de la acción donde Rhaegar Targaryen es derrotado por Robert. En Desembarco del Rey, Tywin Lannister se presentó en las puertas y una vez dentro se produjo el saqueo de Desembarco del Rey en el cual Gregor Clegane (La Montaña) asesinó a Elia Martell y a sus hijos. El final de Aerys hacia el que él mismo se había dirigido con un reguero de méritos, fue ejecutado por su guardia Jaime Lannister, que le adjudicaría desde entonces el sobrenombre de ‘El Matarreyes’.

A su vez Ned Stark presenciaba la muerte de su hermana en su lugar de cautiverio, mientras que Robert Baratheon era proclamado rey y se producía su matrimonio con Cersei Lannister. La casa Targaryen sobrevivió gracias a Willem Darry y otros cuatro leales a la causa que consiguieron llevar a las ciudades libres a los dos últimos Targaryen: Viserys y Daenerys, poniendo el contador a cero de Poniente desde el que se retoma la serie de TV.

¿TE ACLARAS CON PONIENTE?

Es fácil desorientarse con tanto sube-baja. Inas Benguría (@InasMc) ha hecho todo lo posible por aclararlo un poco.

Creo que como muchas cosas en esta vida, las series de televisión se ven porque se busca pasar un buen rato, olvidarnos por un momento de los problemas que tenemos fuera y meternos de lleno en el pellejo de otros, ver cómo resuelven sus problemas o qué decisiones toman; en definitiva, entretenernos.

Ahora bien por qué elegir Juego de Tronos por encima de las tropecientas series que nos ofrece el mercado ahora mismo, es más difícil; sin embargo considero que tiene muchos matices a su favor para verse con agrado por un público variado.

Lo que más gusta de Juego de Tronos es que siendo una serie que está basada en un mundo de ficción, en un época antigua pero con toques fantásticos (dragones, huargos, casas nobiliarias, guerreros y hechiceros) destaca por las relaciones entre los distintos y variados personajes. Los libros se llaman “Canción de Hielo y Fuego” y eso nos da una pista clave sobre la trama: hielo y fuego, invierno y verano, Norte y Sur, el eterno contraste entre lo cálido y lo gélido; en otras palabras: el bien y el mal. Además es una serie en la que los caracteres se van desarrollando, van cambiando, están vivos. Ese que en la primera temporada era un ser sanguinario y sin escrúpulos, en la cuarta se convierte en un personaje vulnerable y asustado.

Mucho se ha polemizado sobre Juego de Tronos, diciendo que no es más que violencia, sangre y desnudos, pero eso es tan falso como decir que el fútbol son 11 tíos sudados corriendo tras un balón, o que besar es tocar a alguien con los labios. Tampoco vamos a mentir o a quitarle importancia a cosas que la tienen: es cierto que en Juego de Tronos ni siquiera el incesto es un tema tabú, sino que se permiten el lujo de adentrarse sin temor en los rincones más oscuros de la naturaleza humana, de desarrollar cientos de personajes, de mezclar tramas simultáneas. Pero creo que de entre esos cientos de personajes, en apariencia complicados e imposibles de relacionar con cualquiera de nosotros, encontraremos varios que se nos parecen más de lo que creemos.

No considero necesario decirlo pero a pesar de que Antena 3 la calificara para mayores de 16 años, no es una serie para ver en familia. Las quejas que más ha recibido Juego de Tronos han sido precisamente porque en su momento se vendió como si fuera un nuevo El señor de los Anillos y muchos se encontraron con una temática que difería bastante del universo Tolkiniano. Por eso, conviene recordar que nos encontramos ante una serie para adultos y ambientada por ende en un universo para adultos. De otra manera, la presencia de algunos elementos podría resultar difícil de digerir, afectar sensibilidades o hasta resultar ofensiva para algunas personas (recordemos que no todo el mundo disfruta viendo cantidades ingentes de violencia, cómo la mujer es brutalmente utilizada o sangre y vísceras repentinas) pero conociendo esto y sabiendo que nos muestran una sociedad embrutecida, unos personajes que luchan por sobrevivir o unos reyes corruptos y egoístas que solo piensan en su propio placer; es lógico entonces que nos cuenten historias a la altura de las circunstancias.

Sinceramente, pienso que mucha gente podría disfrutar viendo Juego de Tronos, una serie que lo tiene prácticamente todo: aventura, drama, humor, amor y por supuesto acción. Las temporadas no son muy largas: 10 capítulos de unos 50 minutos cada uno, lo que hace que no sea una de estas series eternas de 24 capítulos por temporada y tramas que se estiran injustificadamente. Es además, la serie más vista en la historia de la HBO, desbancando incluso a Los Soprano, y solo su cuarta temporada ha tenido ya 19 nominaciones a los Emmys. Así que con estos datos, yo le daría una oportunidad. Os aseguro que no os arrepentiréis.

Humor en RRSS con Juego de Tronos

Por Inas Benguría (@InasMc)

Ver

Este especial ha sido posible gracias a (música de fanfarrias):

Javi Marcos

(@javimgol)

Ojeador

Le agradecemos a Javi haber dejado su visitadísima página www.lossietereinos.com por unos momentos y echarnos una mano.

María Pascual

Defensa central

Mitad española-mitad italiana, María hace las mejores torrijas con chocolate a este lado del Mediterráneo.

Javier Fernández

(@jfhinojal)

Líbero

Natural de esta casa y chef en ciernes, que lo dejó todo para leer a Camba. Sigue en twitter a las Cacao Maravillao.

Alfredo Andreu

(@AZHackenbush)

Portero suplente

Cefalópodo que tras haberse hecho cargo del diseño gráfico y las ilustraciones, promete marcharse a Madrid a conocer gente de Twittah.

Álvaro Carrillo

Director deportivo

Nos ha concedido una ayuda mientras hacia un parón entre serie y serie.

Teresa Beitia

(@amigorda)

Delantero centro

Teresa quería ganar un millón en la radio, pero terminó escribiendo en Res Publica. Ahora escribe en más sitios, pero no queremos que se vaya.

Xavi de Santiago

(@xavidesantiago)

Medio centro

Este comunicador catalán disfruta de las series más que del chocolate.

Marta Santiago

(@martini_s1)

Delantero derecha

Se cayó en la marmita cuando era pequeña. Escribe en Res Publica para olvidar aquello.

Inas Benguría

(@InasMc)

Lateral derecho

Este historiador y comunicador también zascandileaba por los mismos bares que Luisfer.

Gabriel Zuluaga

(@gabriel4422)

Portero

El bueno de Zulu puede recitar de carrerilla, con entonación de poesía escolar, la Historia de Poniente.

Luisfer Martínez

(@LuisferMtnz)

Medio punta

Antes de convertirse en un becario freelance se le podía ver zascandileando por la cuenca de Pamplona y bebíenose todo el Jäger que caía en sus manos.

Blanca Sardina

(@BSardina)

Delantero centro

Como todo blog que se precie nos hacía falta prosa gallega, así que llamamos a Blanca.