“¡Si esto es un sueño, que nadie me despierte!”, gritaba Antonio Lobato mientras Fernando Alonso se acababa de convertir en campeón del Mundo, tras cruzar  la meta del Gran Premio de Brasil en 2005. Fue un momento histórico para el automovilismo español. Por desgracia, tras los Mundiales de 2005 y 2006, la trayectoria de Alonso se ha convertido en una especie de fracaso mezclado con mala suerte y nostalgia renovada.

_EL_ESPANOL_FERNANDO_ALONSO_GANA_EL_GRAN_PREMIO_DE_BAHREIN(6484702)_42d6d033

Tiempos de gloria. Fernando Alonso no tiene que demostrar nada a nadie, pero no se retirará hasta ganar su tercer Mundial. Quiere sacarse la espina después de quedarse a las puertas de su tercer Mundial en 2007, 2010 y 2012. Foto: Alonso celebra la victoria en el Gran Premio de Bahrein 2010. Fuente: forocoches.com

Cuánta impotencia hemos sentido los fans de Fernando Alonso al ver la carrera de Sepang, segunda de la temporada de 2015. Vettel es brutal, luchador, simpático, y sobre todo, cuatro veces Campeón del Mundo. Pero haber esperado el Mundial de Alonso con Ferrari año tras año, sin perder la fe bajo la supremacía de los Red Bull (2010-2013) y Mercedes (2014), para ver ahora cómo Alonso ficha por un equipo sin posibilidades -de momento-, mientras la escudería italiana gana es un bajón. Es frustrante.

Lo que hizo el asturiano el año pasado con la marca italiana, incapaz de innovar y evolucionar el coche, fue un milagro. Para él, su mejor año. Por esto es tan injusto que las buenas noticias para Ferrari lleguen ahora, después de todo lo que Alonso les ha dado. ¿Es el coche?, ¿es el piloto? Son preguntas absurdas para alguien que sigue la Formula 1. Durante los cinco últimos años, Ferrari no ha estado a la altura de los Red Bull y los Mercedes. Solo hay que ver dónde dejaba el coche Alonso y dónde sus compañeros de equipo. El SF15-T diseñado por el británico James Allison junto a la mejora del motor dan de nuevo posibilidades a Ferrari para competir.

McLaren 2007, el inicio de la sequía

fernando-alonso-mclaren-bbc-apoyo

La tensión entre Ron Dennis, director deportivo de McLaren y el piloto de Oviedo fue en aumento. Sin embargo, ese polémico año no ha impedido, ocho años después, un nuevo acuerdo entre ambos para trabajar juntos

Alonso hace disfrutar por sus adelantamientos, por cómo arranca en las salidas, sus remontadas, su forma de arriesgar… Desde que fichó por McLaren en 2007 siguió ganando carreras, pero sus opciones de conseguir un tercer Mundial se han ido esfumando año tras año.

Lo podría haber hecho esa temporada. Tras cuatro años bajo la tutela de Briatore en Renault, el asturiano fichó por McLaren-Mercedes. La escudería anglo-germana tenía todas las posibilidades para ganar, pero la ambición de Hamilton, novato y mimado de Ron Dennis, y la gestión pésima del equipo frustró las ilusiones del bicampeón.

Primero se vio en la gran rivalidad de los dos pilotos en Mónaco, la única victoria del español en el mítico circuito. En el GP de Indianápolis, el equipo varió la estrategia y la parada de boxes del asturiano para asegurar el primer puesto a Hamilton. Más tarde, en Hungría, Alonso fue sancionado con la pérdida de cinco posiciones en parrilla por haber bloqueado a su compañero. Sin embargo, el  equipo había dado su beneplácito al asturiano para dar una vuelta extra, privilegio que no le tocaba a Hamilton.

briatore-renault-2008 (1)

Flavio Briatore siempre ha cuidado de Fernando. Es como un padre para él, y así de contento se mostraba cuando el asturiano consiguió su primera victoria de 2008 con Renault. El italiano lo tiene claro: “Era necesario la marcha de Alonso en Ferrari, los resultados son lo que importa”. Foto: formula1.autobild.es

Lo peor llegó en la última carrera de la temporada, Brasil. Alonso era segundo del Mundial a cuatro puntos de Hamilton. El español lo adelantó en la salida y terminó tercero, pero no pudo evitar el triunfo de Raikkonen. El finlandés ganó el Mundial con 110 puntos. A tan solo un punto se quedaron los dos pilotos de McLaren-Mercedes. Un auténtico fracaso.

Al año siguiente se refugió en Renault, la casa que le había hecho triunfar. Pero el coche ya no era tan potente. Solo ganó dos carreras y terminó la temporada viendo cómo Hamilton ganaba su primer Mundial. Peor fue el 2009, donde Alonso no obtuvo ni una victoria y solo subió una vez al podio. De todas formas, nada tenía que hacer ante el Brawn GP de Button, el mejor coche que ha pisado una pista de Fórmula 1.

 

Ferrari, la gran decepción

Su fichaje por Ferrari en 2010 devolvió la ilusión a los alonsistas. Su debut fue perfecto: victoria en Baréin. Tras una temporada emocionante, Fernando llegó primero a la última carrera del Mundial, Abu Dabi, con 8 puntos de ventaja sobre Webber, 15 sobre Vettel.  El alemán consiguió la pole y Alonso partía 3º. Para ganar el Mundial tenía que quedar 4º o mejor. Pero una una mala estrategia y la mala suerte traída por el Safety Car truncó los planes del español. Se colocó  séptimo durante el primer tercio de la carrera a pocos segundos del cuarto. Pero fue incapaz de superar durante 40 giros al Renault de Vitaly Petrov, cuya velocidad punta lo superaba. Vettel ganó su primer campeonato, dejando a Alonso a tan solo cuatro puntos.

Al inicio de la temporada de 2011 ya se vio que el coche no era del todo competitivo. Sin embargo, el asturiano tenía claro que Ferrari iba a ser el último equipo de su carrera en F1.

El curso 2012 inició con pocas esperanzas en el F2012 de Alonso. La potencia de los Red Bull era abrumadora. Sin embargo, a mitad de curso el asturiano nos regaló un carrerón en Valencia que lo colocó como líder provisional del Mundial. Alonso remontó saliendo 11º con adelantamientos espectaculares. A partir del Gran Premio de Bélgica, donde Romain Grosjean embistió a Alonso, se terminaron casi las posibilidades del asturiano. Llegó a 13 puntos de Vettel a la última prueba de la temporada, en Brasil. Hasta las últimas vueltas pareció que Alonso volvería a ganar el Mundial, pues marchaba 2º y Vettel 7º. Pero el alemán consiguió adelantar al Mercedes de Schumacher y ganar su tercer Mundial con 3 puntos de ventaja sobre el español.

alonso_0

Desesperación es una buena palabra para definir los últimos años del español. ¡Ha estado tan cerca de revivir sus éxitos! Foto: www.quemandorueda.net

A pesar de no haber ganado ningún título en estos últimos años, ha sido elegido por los jefes de equipo mejor piloto en 2010 y 2012, mejor piloto elegido por el resto de pilotos en 2013 y mejor piloto de la década por la revista británica Autosport. Para cualquier fan de la Fórmula 1, Alonso siempre estará entre los grandes, al igual que Vettel o Hamilton. Los tifosi tienen que estar agradecidos con él, porque sin Fernando Alonso, Ferrari no estaría donde está.

Muchos iluminados dicen ahora que Alonso se ha equivocado al fichar por McLaren. No lo sé. Lo que está claro es que cualquiera de nosotros, tras 5 años en Ferrari sin conseguir nada se hubiera ido. Y más si ves cómo Ross Brawn, Adrian Newey y algún otro rechazan las ofertas de tu equipo. Para Vettel, con problemas en Red Bull, era buena opción fichar por Ferrari. Para Alonso, no tenía sentido continuar.

No hay que perder la esperanza ni en Fernando ni en McLaren. Algún día llegará la potencia y fiabilidad. De momento el coche ha ganado un segundo y medio en dos semanas. Queda mucha temporada por delante. Ánimo Magic.

Fernando-Alonso-celebra-triunfo-Monza

Lo mejor está por llegar. Foto: eddh.biz

The following two tabs change content below.

Inas Benguría

Historia+Periodismo en @unav. Me apasiona la comunicación y las entrevistas #storytelling #multimedia. Paz y amor

Latest posts by Inas Benguría (see all)

Shares