Rockeros del mundo, uníos.

 

Vivimos en la era de lo light, de los sucedáneos y de la leche de soja. La era del indie, donde no eres nadie si no has escuchado, analizado y puesto a parir el último disco del grupo alternativo que conociste incluso antes de que se formara, pero que ha cambiado el enfoque y ya no son tan buenos como eran, “eh, tíos, habéis perdido un fan”. No digo que no haya buenos grupos indies –que los hay, y muchos-, pero definitivamente esto se nos está yendo de las manos. Así que hoy vengo con una playlist un poco distinta. Rockeros del mundo, uníos, que los clásicos nacieron para ser rescatados.

 

Whiskey in the jar (Metallica)

 

YouTube Preview Image

 

Qué le vamos a hacer, soy de la generación que aprendió inglés yéndose a Irlanda en verano durante media adolescencia. Y eso deja ciertos estigmas, a destacar un ligero problema de adicción a la Guinness y un instinto animal para buscar, encontrar y amar la música tradicional irlandesa en todas sus versiones. Hará cuatro o cinco años que no piso suelo gaélico, y todavía me sé la letra de “Molly Malone”. Y, por supuesto, lo sigo dando todo con Metallica y su historia del atracador cornudo y borracho.

 

School’s out (Alice in chains)

YouTube Preview Image

 

Siguiendo con esto de las confesiones, también diré que cada vez que vuelvo a casa después del último examen de mayo, pongo esta canción a todo volumen y le grito al pasillo que SCHOOL’S OUT FOR SUUUUUUUUUUUUUMMER! En el fondo sigo siendo una niña grande.

 

Purple haze (Jimi Hendrix)

YouTube Preview Image

 

Pocas cosas hay tan legendarias, mitificadas e idolatradas como Jimi Hendrix. Eso sí, con mucha razón. Lo hizo todo, lo hizo rápido, lo hizo bien. Tal vez por eso la gente recuerda a un prodigio que sacaba arte de la guitarra a pesar de cogerla del revés (me viene a la mente la foto de Paquirrín con el violín que circulaba no hace mucho por las redes sociales. Las comparaciones son odiosas, así que no digo más) en lugar de a un adicto que acabó cayendo en picado en el elixir de los 60 para despedirse de una vez y para siempre del escenario, de la guitarra y de todo a los 27 años.

 

Go right ahead (The hives)

YouTube Preview Image

 

Probablemente este sea uno de mis videoclips favoritos, y la canción se sitúa sin grandes dudas en el top 10 de las cosas que escucho cuando necesito ponerme las pilas. The Hives consigue una gran paradoja audiovisual: unos cuantos tipos vestidos con frac (qué le voy a hacer, siempre me fascinaron los hombres con traje) y chistera logran teletransportar a cualquiera que los escuche a una calle ocupada de acera a acera por gente corriendo hacia delante, gritando y siendo políticamente incorrecta.

 

Smoke on the water (Deep purple)

YouTube Preview Image

 

Los japoneses, a pesar de los terremotos, los desastres nucleares y lo a desmano que pillan, son un pueblo afortunado. Tienen el sushi, a Murakami y el recuerdo del directo de Deep Purple en 1972. Con diferencia, el riff de esta canción es el que más veces se ha interpretado en la historia de la música (tal vez con la simpática excepción de los pizzicatos de Bocherini que aparecen en la banda sonora de Master and commander). Lo cierto es que el tema en directo habla por sí solo, y el concepto solo puede ser uno. Lo épico.

 

Piece of my heart (Janis Joplin)

YouTube Preview Image

 

Pero así contado parece que el rock es sólo para señores. Y no.  Una de las grandes voces destrozadas del siglo XX es de ella y solamente de ella. Y aunque ella ya no está, en realidad está en todas partes. Es la banda sonora oficial de las que sufren por amor, de las que quieren conducir un Mercedes-Benz, de las nostálgicas de los sesenta y los cardados extravagantes.

 

Fire (Kasabian)

YouTube Preview Image

 

Y tampoco hace falta llevar veinte años muerto (o más, si el tipo en cuestión era fan de las experiencias químicas extrasensoriales) para ser un gran rockero. Kasabian lo demuestra con creces. Es lo que me gusta llamar un clásico “to be”. Tiempo al tiempo.

 

November rain (Guns ‘n’ Roses)

YouTube Preview Image

 

Siempre he dicho que el día de la música es en noviembre (en concreto el 22, santa Cecilia) por una buena razón. Además, el vídeo es una síntesis perfectamente clara de las cosas que NO tienes que hacer para que tu boda sea el evento ochentero más hortera al que jamás asistirán todos tus amigos, familiares y compañeros de trabajo, por cien años que vivan. Claro que el solo de guitarra lo compensa todo. Larga vida a Slash.

 

Thunderstruck (AC/DC)

YouTube Preview Image

 

No queda suficiente cocaína en el mundo para que se pueda repetir lo que hace Angus Young con la guitarra. Aunque hay un par de chavales muy simpáticos que se atreven a intentarlo con dos violoncellos (lo siento, soy de un clasicismo incurable). YouTube Preview Image

 

Después de esto sólo os pido que día que salgáis a la calle y veáis a una tarada desmelenada al volante, con las ventanillas bajadas y cantando “I’m on a highway to hell” o similares, no hagáis como que no me conocéis. La buena música sobrevive porque el que la escucha le da calor y sigue el ritmo con el pie.

 

The following two tabs change content below.

Marta Santiago

Me crié con Jimi Hendrix. ¡Y también dos huevos duros! MEEEEEEC. En lugar de dos pon tres.

Latest posts by Marta Santiago (see all)

Shares