Sin título

El sol pegaba con fuerza fuera mientras Xoel López acunaba a su hijo. La paternidad le ha sentado bien al músico gallego, que poco antes presentaba su nueva disco ante periodistas y blogueros en la intimidad del Gymage Theater, un lugar repleto de plantas y con las luces bajas, como si los allí presentes fuesen a contemplar una aparición. Era un lunes de libro y en medio de aquella tarde perfecta se plantó un gallego en Madrid para hablar de su disco, un poco a lo Umbral. Había expectación por Xoel y por “Paramales”, después de aquel gran álbum que fue “Atlántico”, por lo que el cantautor decidió coger el toro por los cuernos y sentarse entre los presentes como uno más, poniéndose a tiro para las preguntas y para los aplausos, que los hubo. Habló largo y tendido, desmenuzando lo que han sido estos años y cómo fue la grabación. El álbum salió al día siguiente a bombo y platillo para alegría de todos aquellos que disfrutaron con “Atlántico” y trae muchas cosas buenas, entre ellas la confirmación definitiva del buen momento que vive uno de los mejores músicos de nuestro país. Y no es poco.

“Paramales” ahonda en la senda que marcó su autor a la vuelta de Argentina, dándole una vuelta de tuerca más, y lo hace con grandes canciones, como “Almas del Norte“. “Fue la canción más difícil” afirma. “Tiene influencias del soul americano y a la vez tiene cosas de Deluxe”. Lo cierto es que puede ser la mejor la canción del disco, con unos coros muy inspirados y un teclado que cierra estupendamente. “Paramales” tiene 13 canciones que fluyen con muchísima naturalidad, “siendo casi como un fundido en negro después de Atlántico, con Patagonia como despedida de lo que supuso ese disco”. En ese sentido se podría decir que es como su hermano mayor. Frente al poder acústico que podían tener canciones como “Tierra“o “La boca del volcán“, aquí Xoel se vuelca en nuevos sonidos, como el de “Todo lo que merezcas“, “que fusiona ritmos casi electrónicos y también tiene algo de ranchera”.

Su intención es llevar el disco al directo íntegramente, y para ello se volverá a rodear de su banda habitual, con quienes tiene gran afinidad musical, si bien mantendrá un formato acústico también. Preguntado por el IVA afirmó que “se vio reflejado en las urnas” y tanto él como el productor del disco, Ángel Luján, incidieron en los tiempos difíciles que viven muchos artistas para vivir de la música. Hubo una pregunta que más que una pregunta es un misterio a voces, también aplicable a la literatura, y es por qué en Galicia hay tantos músicos y tan buenos. Xoel circunscribió el meollo de la cuestión al coraje de Vigo, al carácter trabajador de sus gentes.

La velada concluyó con un adelanto de lo que se verá el próximo jueves 4 de junio en la sala Joy Eslava de Madrid, donde Xoel presentará el disco con toda su banda. Abandonó la zona noble del local y se subió al escenario con su guitarra y sorprendió al personal con “Sol de Agua” y con “Patagonia”. La primera habla sobre un falso sol como referencia a la crisis y quizá es de las que más recuerdan a “Atlántico”, especialmente por su guitarra. “Patagonia” sonó tan bien que los aplausos que siguieron fueron la cosa más natural del mundo. Tenía razón, “volver y contarlo será maravilloso”.

Foto: Teresa Avello

The following two tabs change content below.

Javier Fernández

Estudio, leo y escribo. No necesariamente en ese orden.

Latest posts by Javier Fernández (see all)

Shares